S?bado, 27 de junio de 2009
Publicado por PoetaRamon @ 16:47
Comentarios (0)  | Enviar

?

?

M.C. ESCHER: LA METAF?SICA DE LO IMPOSIBLE?

?

Si acudi?semos a una vieja enciclopedia o a alg?n moderno google.es con la finalidad de definir el arte, de saber qu? es con exactitud, muchas y variadas ser?an las respuestas. Las habr?a complicadas de entender, y otras muy f?ciles a la inteligencia. Se hablar?a de lo sublime, la emoci?n, los sentimientos, habilidades, provocaci?n, inconformismo, descubrimiento? Probablemente sea todo eso y mucho m?s, bien tomado cada t?rmino individualmente o en conjunto. Pero el arte tiene tambi?n mucho de b?squeda de lo imposible, de tratar de plasmar esos sue?os que muchas veces nos asedian y que parecen conformar una realidad paralela a la que habitamos y modelamos con las manos e inteligencia. Y es que hay ocasiones en las que percibimos otros mundos, realidades nada tangibles pero que se presentan ante nuestra asombrada mirada como muy reales. Tremenda contradicci?n. Dal?, Mir?, Munch y el propio Goya transitaron esos caminos para dejarlos plasmados en su pintura. En esta l?nea est? M.C. Escher, el artista holand?s al que hemos dedicado nuestra revista mediante la recopilaci?n de parte de su obra para ilustrarla.

??????? Maurits Cornelis Escher impresiona. Desde peque?os nos ense?aron que tres eran las dimensiones: ancho, alto y largo. Sin embargo, al contemplar sus dibujos y grabados comprobamos que cada una de estas dimensiones se descompone en otras tres, y as? hasta posibilitar planos y realidades que son dif?cilmente abarcables por la mente. Para entenderla hay que acudir a la intuici?n y al subconsciente, s?lo ah? cabe la posibilidad de concebir como una figura plana (un cuadrado, un tri?ngulo, un pent?gono?) que parece repetirse hasta la infinitud como si fuese un mosaico ?rabe, va cambiando su forma en cada mil?metro de su contorno hasta acabar despeg?ndose del papel para alcanzar la forma de un ave que levanta intr?pida el vuelo hasta colocarse por encima de las nubes y contemplar el mundo con la armon?a y majestuosidad de un ?ngel; o convertirse en un pez que se adentra en las profundidades m?s intr?nsecas del yo; o en ambos a la vez: aire y agua y en medio la tierra, nosotros mismos, que contemplamos imp?vidos el origen de los sue?os, la misma creaci?n.

??????? He denominado este art?culo como ?Metaf?sica de lo imposible? porque observando su obra he sentido como si trascendiese este mundo de realidades palpables por el que deambulamos los hombres para adentrarme en un universo poblado del desosiego que producen muchos sue?os. En ellos, como si fuese una metamorfosis salida de alg?n esp?ritu kafkiano, nos podemos convertir en sinuosas serpientes, en esp?ritus que revelan la substancia de la inmortalidad o en inamovible roca que sin embargo tiene conciencia como para sufrir por su realidad. Escher asegur? que se encontraba m?s cerca de las matem?ticas que de los artistas. Aparentemente s?, pero basta con observar repetidamente su rostro, que el autorretrat? en numerosas ocasiones, para advertir que debajo de la aparente geometr?a de sus grabados y dibujos hay mucho m?s, ah? est? el origen de la fantas?a que hizo posible el sue?o y la angustia. Su obra nos lleva a meditar, aunque sepamos de antemano que poca avanzaremos por ese camino. Porque para abarcarla, entenderla y explicarla es imprescindible el desasosiego de la libertad y sus prisiones. Observando as? sus composiciones comprobamos como el rect?ngulo del papel se divide en m?ltiples formas que, casi sin darnos cuenta, van adquiriendo volumen. Esto sucede en ?Manos dibujando?. Parecen surgir de la nada, casi esperamos ver aparecer el cuerpo del que proceden, pero no, el l?piz que blanden a modo de desafiante espada vuelve a adentrarse en el papel, all? se pierde para milagrosamente volver a surgir aferrado a una segunda mano que ya se intu?a en la primera. Se forma as? un misterioso c?rculo en el que se pierde y regenera sin soluci?n de continuidad la avidez de los hombres, su ansia de libertad y la claustrofobia en la que tantas veces la encierra.


Ram?n LUQUE S?nchez

?


Tags: Escher Arte Artículo

Comentarios