Mi?rcoles, 16 de junio de 2010
Publicado por PoetaRamon @ 21:01  | Articulos Literarios
Comentarios (0)  | Enviar

(Portada de "La Uaraucaria", ant?log?a po?tica de Juan Rafael Mena.)

CR?TICA LITERARIA:?

L?MPARAS VOTIVAS de ?

Juan Rafael Mena Coello

?

Por Ram?n Luque S?nchez

?

Mi amigo y contertulio, Juan Rafael Mena, nos obsequia con un nuevo poemario. Lleva por t?tulo?L?MPARAS VOTIVAS". Juan est? metido en estos ?ltimos tiempos en el noble empe?o de dar a conocer esa obra suya que por diversas causas no ha sido publicada. Son libros densos por su contenido y por los temas tratados, lo que dificulta el que puedan ganar un concurso; son palabras de su autor Pero tambi?n rebosantes de la sabidur?a y buen hacer po?tico que caracterizan a Mena. Esta afirmaci?n es m?a.

?

Con este t?tulo,"L?mparas Votivas", el escritor quiere rendir un c?lido homenaje a algunos de los poetas y artistas que m?s han significado para ?l.Todos somos deudores de nuestros padres. Ellos, con su sacrificado amor, nos dieron el cari?o y sustento imprescindibles para crecer. Ellos nos regalaron la posibi?lidad de que mir?semos al mundo con ilusi?n y esperanza. Aparte de sus progenitores, el escritor es tambi?n deudor de aquellos que le precedieron, de aquellos artistas que le llenaron las horas y los sue?os de la ni?ez y juventud con su obra. De aquellos que le ayudaron a configurar su visi?n personal de la literatura y del mundo.

?

Con "L?mparas Votivas", Juan Rafael Mena homenajea a un grupo de poetas y un m?sico con cuyos versos y m?sica disfrut?. Son Fray Luis de Le?n, G?ngora, Antonio y Manuel Machado, Federico Garc?a Lorca, Luis Cernuda, Miguel Hern?ndez y Manuel de Falla. Ellos, m?s que nadie, son sus l?mparas votivas, esos rayos de luz que han iluminado con sus versos y notas musicales el alma de nuestro poeta.

?

Los poemas, como confiesa el autor en la introducci?n, tienen un marcado car?cter narrativo. Busca el poeta no el artificio po?tico que apabulle, sino meterse en la piel de estos artistas, contarnos sus m?s profundos y ?ltimos sentimientos. Los poemas son una invitaci?n a salir de la tumba a los autores ya mencionados, a mostrarnos sus presentimientos ante la proximidad del fin. As?, Antonio Machado nos con?fesar? qu? siente al dejar Espa?a, un sentir el del destierro que vale para comprender el de tantos miles de espa?oles como lo acompa?aron. Desgarrador es el poema dedicado a Manuel Machado ante la tumba de su hermano Antonio: "Antonio no s? c?mo me sostengo / en pie cuando me cercan como tropa /amenazante los recuerdos".

?

El verso endecas?labo es el que emplea con m?s frecuencia en todo el poemario. Escapa a esta din?mica el destinado a G?ngora, en el que alterna versos heptas?labos y alejandrinos.Estos ?ltimos son los empleados en el poema dedicado a Manuel de Falla, cuya alma deambula por la cripta de la catedral de C?diz.

?

Con este libro, el poeta isle?o vuelve a incidir en temas y querencias que ya trat? en "Los espejos preferidos", poemario publicado en 1999, galardonado con el Premio Internacional de Poes?a "Alba y Ca?mino". Si en aquella ocasi?n son los versos de grandes poetas (algunos como G?ngora, Lorca o A. Machado se repiten), vitales e inmortales, los que utiliza como punto de partida, ahora da un paso m?s y se adentra en las inquietudes que los acompa?an a la hora de morir. Inquietudes que ?l tratar? de desvelarlos con versos henchidos de interrogantes y respuestas, que quieren aclarar por qu? son lo que son y no otra persona. Des?garradora es la confesi?n de Miguel Hern?ndez, ya en la prisi?n en donde morir?: "0h recuerdo, no vengas, no retornes / con tus dedos de espinos a estrecharme / las sienes que gotean pensamientos /en los que llora el ni?o que se fuera / antes que yo para desgracia m?a / aunque Manuel Miguel me da consuelo / en brazos de su madre, que lo mece / con sabor de cebollas esa nana; / pero este ni?o crecer? tocando / el muro de mi ausencia y mi vac?o".

Nos confiesa el autor que no busca la objetivad con estos versos. Decirle, ?l bien lo sabe, que la objetividad nunca ha sido amiga de la poes?a, y s?, por el contrario, la emoci?n que recorre como vivificante agua cada uno de los reglones que llenan con su luz estas l?mparas votivas.


Tags: Juan Rafael Mena, LÁMPARAS VOTIVAS, poetas de San Fernando

Comentarios