Domingo, 23 de diciembre de 2012

EL AUTO DE LA CASTAÑERA

“EL AUTO DELA CASTAÑERA” está de actualidad. La pequeña obra de teatro centrada enla Navidad, que nació casi como un divertimento -se trataba de participar con mis alumnos en la fiesta de Navidad que organizaba el colegio- en Orcera (Jaén), allá por el año1988, havuelto a los escenarios estas navidades. Fue el día 21 de diciembre en el Salón de Actos dela Casadela Culturade San Fernando, en una doble sesión, a las 18:00 y a las 20:00 horas Estuvo dirigida en esta ocasión por Mª de los Dolores Barrios y José Mª Castañeda, del grupo teatral Asociación Teatral Don Bosco Teatro - Grupo Escénico Candiles-Teatro. Este grupo representó también en la misma función el entremés de los hermanos Álvarez Quintero SANGRE GORDA, pues la sesión era doble y tenía como fin recaudar dinero para ayudar al programa benéfico NINGÚN NIÑO SIN JUGUETES. Los pequeños participantes pertenecían ala Hermandaddel Nazareno, que se volcó en la preparación.

ÁNGEL:

      Era muy fría la noche

      en que Dios vino a la tierra,

      una noche de prodigios

      según cuentan las leyendas.

      El cielo se abrió en dos partes

      y desde allí nos cayó

      un rayito de esperanza

      que se transformó en amor...

      Y cuando llega el invierno

      un viejo rosal florece,

      es un portal de Belén

      con figuritas vivientes.

      Porque bastan unos niños

      con sus ganas y candor

      para que todos sintamos

      que nos nace el Redentor.

      Vienen los niños contentos

      y cargados de regalos,

      que también por unas horas

      se puede ser un Rey Mago...

      Ya veis que bastan los sueños

      para que vuelva a llegar

      el aluvión de alegrías

      que nos traela Navidad.

 

 

 

Como anécdota divertida comentar que el nombre que aparece en el cartel anunciador no es el de EL AUTO DELA CASTAÑERA sino FIRMAMENTO NAVIDEÑO, título de otra obra mía. El motivo de esta confusión fue que Loli Barrios había dado un pregón navideño unos días antes y me había pedido permiso para utilizar alguno de los poemas que componen este FIRMAMENTO… Lo demás es fácil de imaginar.

 

Desde 1988 no ha parado de representarse. En San Fernando adquirió su forma definitiva, aunque hice una adaptación para que pudiera escenificarse en mi pueblo: Mengíbar (Jaén). Allí ya ha sido montada en dos ocasiones este portal viviente que acude entusiasmado a llevarle sus ofrendas al Niño Jesús. La obra esta escrita en verso y cuenta con un alto número de personajes. Tantos como una clase de la escuela y alguno más. Un mosaico de un mundo que entre la tradición y la modernidad nos ha tocado vivir.

 

CASTAÑERA:

      A las ricas castañitas

      que las tengo calentitas.

 

   (Se adelanta unos pasos y muy alegre se dirige al público. Cuando termina de hablar se vuelve junto a su hornilla).

 

      Cada invierno en una esquina

       precedo ala Navidad,

       ¡qué ricas mis castañitas,

      de la mejor calidad!

      He sido buena y alegre,

      mas nunca pude soñar

      que sería castañera

      por un día en el portal...

      ¡Gracias, Dios, por este día,

      gracias por este regalo

      que también para los pobres

      puede llegar el milagro.

 

 

EL AUTO DELA CASTAÑERAfue publicada por el Ayuntamiento de San Fernando en 2002 y posteriormente distribuida por todos los colegios de la localidad para que pudiera ser representada por cuantos centros quisieran al llegar estas fechas tan entrañables. Ese mismo año piso las tablas dela Casadela Cultura, los jóvenes actores fueron los alumnos del CEIP REINA DELA PAZy se invitó para la ocasión a la chiquillería de los colegios de la ciudad. Desde entonces ha sido puesta en escena por varios centros educativos deLa Isla.

 

El personaje central es una simpática castañera que regala sus castañas a todo aquel que acude a este portalito llevado por la noticia que han pregonado previamente un par de ángeles: DIOS HA NACIDO. También acuden pastores, Reyes Magos, la pasadera… (elementos típicos del belén) Los acompañan salineros, pescadores, chirigoteros… Hasta cuatro aceituneros se acercan desde un olivar de Jaén a admirar el prodigio que acaba de suceder.

 

ACEITUNERO 1º:

      De un olivar de Jaén

      llegan los aceituneros

      a dejarle unas ofrendas

      a este radiante lucero.

    

ACEITUNERA 1ª:

      Viene el espíritu alegre,

      rebosante de ilusión,

      que nunca pensó en su vida

      encontrarse al Niño Dios.

 

ACEITUNERO 2º:

      Una visión en la noche

      nos anunció un gran milagro:

      un canto de amor sería

      el Pequeño que ha llegado.

 

ACEITUNERA 2ª:

      Estaba escarchado el suelo,

      las manos rotas del frío,

      mas un volcán de alborozo

      de dentro nos ha salido.

 

 ACEITUNERO 1º:

      El aceite que traemos

      es oro verde del campo...

 

ACEITUNERO 2º:

      Un gusto en el paladar

      y medicina de santos.

 

ACEITUNERAS 1ª Y 2ª:

   (A coro.)

      Y como será paloma

      mensajera de la paz

      llevamos ramas de olivo

      para adornar el portal.

 

CASTAÑERA:

      A las ricas castañitas

      que las tengo calentitas.

 

 

Para esta ocasión el texto creció un poco más. En este caso preparé una presentación muy especial que leyeron, antes de abrirse el telón, Loli Barrios y José Mª Castañeda. Ellos fueron también los que enlazaron las distintas escenas a través de unos versos que animaban a vivir estas fechas desde la solidaridad y la paz. Algunos de los cuales pongo a continuación.

 

PRESENTADOR:

 Cuando se apague mi voz,

en tan sólo unos momentos,

una función de teatro

podremos ver con respeto,

tiene sabor a inocencia

y es tan tierna como un beso.

Trata de la Navidad,

de un grupo de niños buenos

que se acercan a Belén,

la puerta que lleva al cielo,

para adorar a ese Niño

que es de nuestra fe desvelo.

Le traen regalos y ofrendas

junto a buenos sentimientos.

Sus corazones son llamas

aunque estemos en invierno.

El Niño Dios representa

el camino a ese eterno

edén glorioso de Amor

adonde van los más buenos.

Me callo ya que se escucha

el trajín de los pequeños

por dar vida a ese belén

que todos llevamos dentro.

 


Comentarios
Publicado por [email protected]
Lunes, 14 de enero de 2013 | 13:01
Precioso poema