Lunes, 14 de octubre de 2013
Publicado por PoetaRamon @ 16:47  | Poes?a
Comentarios (0)  | Enviar

Mientras espero

          Ramón Luque Sánchez

 

Nunca saben los hijos

cuántas luces se encienden por su dicha

cuántos besos conforman su existencia.

Se forman en un lúcido suspiro

es casi un instante

que sin embargo dura

toda la eternidad de nuestras vidas.

Nunca muere su brillo

siempre luce su estela

y guía con su luz nuestro camino.

 

Siempre vuelve a mi alma

-no me pide permiso

tampoco trae tarjeta de visita-

esos instantes mágicos

en que sus ojos grandes se fijaron en mí,

en que sus diminutas manos

rodearon, poderosas, mi horizonte.

Yo sólo hice un nido con mis sueños

y la  piel de futuros pensamientos

para que allí durmieran

para que allí soñaran mientras muero.

 


Comentarios