Jueves, 31 de enero de 2019
Publicado por PoetaRamon @ 13:10  | Poes?a
Comentarios (0)  | Enviar

TESTAMENTO

         A Ernestina

 

Se apagará mi voz,

                                 y tantos nombres

crecidos por el alma,

desnudos como rezos,

morirán para el goce de mis labios.

¡Este miedo de ser caerá abatido!

 

Esta luz de emoción escondida en las venas,

la que no iluminó mi piel enamorada

cuando se afloja el velo que ciñe los deseos,

se grabará en mi rostro.

¡Y tú sabrás, amor, que me habitaste!

 

Se están cayendo ya todos los versos

que un día me acecharon

y no elevaron en papel un mundo:

fragmentos son del alma de los cielos.

¡Ráfagas de inquietud apagan los sentidos!

 

Estoy mirando al mundo con los ojos más lúcidos,

buscando un horizonte para la soledad,

una pregunta sola

para tantas respuestas que he encontrado.

¡Mis manos tocan ya el frío del silencio!

 

Mándalo todo al fuego:

                                       ilusiones e inéditos,

la historia de mi vida,

naufragios y derroches,

el jardín que sembramos...

¡Sólo conserva, amor,

                                      la puerta al primer beso

y el calor de los hijos!


Tags: Testamento poético, Remansos en el tiempo, Ramón Luque Sánchez, Ernestina Punzano

Comentarios